Jonás y el…Gusano

Jonás y el Pez Gusano

En las últimas entradas hemos tomado la historia de Jonás como la nuestra.  Llamado, huyendo, orando, vomitado (¡!), yendo, y predicando.  Y después de que todo Nínive se arrepiente, ahora le encontramos al profeta enfadado.  Jonás se enoja con Jehová por perdonar al pueblo de Nínive, y Dios en su misericordia hace crecer una calabacera para darle sombra.

Arte por Robin Jensen, http://www.robinjaunt.com

Lo interesante es que al día siguiente se seca porque Él manda un gusano y Jonás vuelve a molestarse con Dios por secarla.  Entonces, en lo que sirve como los últimos versículos de este libro importantísimo, Jehová dice: “Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda…” (4:10-11).

Si parafraseáramos esa cita diría lo siguiente: “¡Jonás, por favor, reflexiona! Si sientes compasión por esta planta, ¿cuánto más será mi compasión por Nínive? Si realmente tienes el mismo amor que yo tengo, aprenderás a tener misericordia de aquellos a quienes tú quieres que destruya”.

Esta reacción de Jonás tiene nombre: nacionalismo. De sus varios problemas, uno de los más grandes de Jonás era que quería conservar la misericordia y el amor de Dios sólo para su pueblo. Al fin y al cabo, los ninivitas no merecían la misericordia de Jehová. El nacionalismo de Jonás era más fuerte que su obediencia a la voluntad de Dios.

¿Cuántas veces Dios nos ha enviado a dar el mensaje de salvación a personas que no son de nuestro agrado, ya sea porque dañaron nuestro país, nuestra comunidad, nuestra casa y aun más nuestra vida? Para terminar de “comernos” a Jonás, veremos en la siguiente entrada tres recomendaciones para no caer en el mismo problema de Jonás.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 5 mayo 2010 en Biblia y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. una gran lección que se aprende a través de este precioso versiculo, vemos a un Dios tan misericordioso, y es esa misericordia que a nosotros nos falta cuando alguien no escucha a Dios, no está en nuestras manos qué hacer con ellos, solo en manos de Dios. por ello sus conocimientos sobrepasan el pensar en sí mismo o en un grupo, en pensar en el resto del mundo orar por ello y sentir compasión y amor que es lo que se nos enseña en su palabra (la biblia). amen.

  2. Claudia Cruz

    El Señor Jesùs nos manda a amar a nuestros enemigos, no hacemos nada extraordinario al ir a predicar solo a nuestros amigos, a las personas que nos agradan, a servir a lugares que nos gustan y estar con personas con quienes simpatizamos. Para saber escuchar la voz de Dios, necesitamos conocer e identificar su voz, eso solo lo lograremos viviendo cada dìa en su presencia, estando cada dìa en comunicaciòn con El.

  3. que gran lección, me recuerda a nuestro Señor Jesús cuando aquella mujer cananea pidió que sanara a su hija endemoniada, las palabras de Jesús también fueron claras: “No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de Israel” sin embargo, al ver la fe de ella, hizo como pedía, recordandonos a todos que el Evangelio no es solamente para “las ovejas perdidas de ISrael”, para la gente de nuestro pueblo, para quienes conocemos y amamos, sino tambien para los gentiles, para quienes nos han ofendido, lastimado, una manera de demostrar que seguimos a Jesús es actuar como El lo hizo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: