Los Doce Elementos Claves de un Misionero Nazareno (I y II)

Muchas personas nos preguntan sobre cuáles son los pasos para llegar a ser misionero en la Iglesia del Nazareno.  Aunque hay pasos que se pueden seguir, lo que interesa más a la denominación es el perfil del candidato misionero.  Por eso, los encargados de Misión Global y de Mobilización de la Iglesia del Nazareno han desarrollado una lista de 12 elementos que la Iglesia del Nazareno cree, como claves en “La Formación del Misionero Nazareno”.  Esta fue desarrollada para dar al candidato misionero, una manera de medir su buena disposición al servicio, reconocer las áreas de experiencia o para entrenarse en lo que necesita.

Estaremos viendo dos elementos por entrada, así que… ¡comenzamos!*

1.- Madurez Espiritual

La vida de un cristiano evangélico está llena de oportunidades para crecer espiritualmente.

La madurez espiritual se muestra a través de nuestro carácter y nuestras acciones con otros.  Como sintamos o reaccionemos cuando lleguen situaciones a nuestra vida, será la evidencia de nuestra tendencia natural.  A medida que crezcamos en nuestra relación con Dios, reflejaremos más y más la imagen de Cristo.  Esto juega un papel en nuestras relaciones con la familia, compañeros de trabajo y amistades.

Usualmente es un proceso de varios años, para que nos convirtamos constantemente en nuestra vida cristiana. Eso debe ser un deseo natural de cada cristiano, que se enfoca en proveer oportunidades para que el Espíritu Santo se mueva en la vida de las personas.

2.- Un llamado claro

La Biblia dice en Hechos 13:1-3, “Apartadme a Bernabé y Saulo para la obra a que los he llamado”.  Este es un bello ejemplo de un mensaje claro por parte de Dios, de mandar a Bernabé y Saulo a ser misioneros para quienes no han escuchado antes el evangelio.

Hay momentos en que Dios habla claramente a la gente.  Su llamado tal vez no es tan claro como este, pero es muy importante ser capaz de articular un tiempo en el que Dios ponga una carga en su corazón, para compartir su mensaje con otros, en otra cultura.

La única manera de realmente conocer lo que Dios puede estar pidiéndonos, es estar continuamente hablando con Él, involucrándonos en el ministerio.

Para la mayoría, esto es buen tiempo para renovar relaciones personales con el Señor y una nueva dedicación para ayudar a la iglesia.

*Gracias a David Cooper por su ayuda con estas entradas.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 4 octubre 2010 en El Llamado, Liderazgo y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Quiero el articulo completo….!!!! me interesa mucho…

  2. nubia bejarano salas

    gracias scott por tu comentario, tambien he aclarado esas dudas sobre el llamado misionero y el llamado a servir.

  3. rene quintanilla

    la biblia dice muchos seran los llamados y pocos los escogidos, pienso que este texto puede aplicarse aca y sirve para aquellos que si tienen el llamado a las misiones, porque talvez todos queremos serlo pero hay muchas cosas que nos detienen y es parecido al joven rico que no dejo sus vienes y los prefirio por cristo, la oracion y la comunicacion con nuestro señor jesuscristo es la clave para saber cual es la voluntad de Dios en nuestras vidas y sobre todo el amor que tengamos por nuestro Dios y por nuestro projimo.
    creo que todos los cristianos deberiamos ser misioneros y voluntarios porque ese fue el ejemplo que jesus nos enseño.

  4. Pienso que desde el momento en que Jesus entra en el corazón, deseamos hacer su voluntad, y hacer discipulos es una orden que todos debemos cumplir, poner nuestras vidas a dispocision de predicar el evangelio , primero con nuestra vida misma, y luego enseñando su Palabra. Si el Señor que quiere usar como misionera en otro país El me guiará.

  5. Que tiempo se prepara un misonero antes de ir a l area donde va a evangelizar

    • Wow, buena pregunta, Areli. La verdad es que no podemos responder como quisíeramos acá por falta de tiempo y espacio. El tiempo de preparación puede variar; para algunos candidatos requiere años y años entrenarse antes de llegar a ser oficialmente misioneros. Sin embargo, tenemos que reconocer que la edad de un llamado afecta tanto como el nivel de preparación. Aceptar un llamado misionero como niño implica que obviamente tendrá que prepararse por años y décadas (a veces) antes de madurarse y ser enviado al campo trans-cultural. Pero la preparación no son únicamente las clases de misiones o teología que uno toma; prepararse implica meterse en la iglesia local, estudiar otros idiomas y expandir la cosmovisión por aprendizaje de culturas, etc.

      ¿Está buscando más información sobre esto? ¿Usted es nazareno? ¿De dónde es?

  6. Que si alguien no esta seguro si se tiene un llamado? Si el/ella tiene un interés en culturas diferentes o misiones, o le gusta y puede vivir en una cultura diferente? O, tal vez, piense tenía un llamado pero no sabe seguramente.

    Que pienses, y que dice la iglesia del Nazareno? Hay historias de misioneros como este?

    • Jessica, gracias por este comentario. He conocido a personas que no tienen un llamado que se difiniría explícitamente como un llamado a misiones en sí. Sólo tienen un llamado a servir en cualquier país, en cualquier momento y capacidad, donde Dios les quiere, Y ADEMÁS las habilidades y capacidades para hacerlo. Dr. Louie Bustle (Director de Misión Mundial) y Carlos Radi (sirviendo en Argentina ahora) caben en esta categoría. Son misioneros sumamente eficaces, pero no testifican a tener un llamado “misionero”. La diferencia es que Dios les ha creado para ser misioneros y llevar fruto en cualquier lugar y cultura donde Él quiere llamarlos. En mi opinión todos los cristianos debemos estar dispuestos a ministrar, vivir, etc. en cualquier lugar en cualquier momento si Dios nos llama, ¿no es cierto? Pero es evidente que muchos no tienen el llamado a trabajar y vivir en otra cultura ni las capacidades.

      También debo decir que en mi experiencia la gran mayoría de misioneros que tienen éxito en el campo y permanecen muchos años poseen y testifican a un llamado específicamente “misionero” o “trans-cultural”.

      Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: