Adviento 2011

*Esta entrada es escrita por Josué Villatoro

Cuando un bebé va a venir al mundo, el tiempo de espera es maravilloso (me han contado, anhelo un día sentirlo también). Se hacen planes, se realizan compras, se pinta el cuarto, y se hacen mil y un cosas para que la llegada del recién nacido sea de lo mejor. ¡Qué hermoso es el tiempo de espera! Hay tantas emociones, ilusiones y planes. Todos están expectantes ante una sola cosa: la venida del nuevo miembro de la familia.

En estos días estamos ante algo semejante.  A partir del domingo pasado, y durante los siguientes tres domingos, estaremos celebrando la estación del Calendario Cristiano llamada “Adviento”.  En ella, nos disponemos a esperar la venida del Cristo.  A esperarla en dos formas: en primera, conmemoramos que esperamos la celebración de la Navidad, nuestros corazones se preparan para celebrar la venida de Jesús al mundo; en segunda, conmemoramos que estamos en espera de la segunda venida del Señor.

Quiero invitarte a celebrar el Adviento en todo sentido. Algunas recomendaciones:

  1. Es este un tiempo de preparación: prepara tu corazón para celebrar la Navidad, el nacimiento de Cristo.  Alístate, quita lo que tengas que quitar y añade lo que tengas que añadir.
  2. Es este también un tiempo de espera: probablemente estás a la espera de una respuesta de parte del Señor, Dios te llama a seguir esperando en Él. Sus tiempos son perfectos.
  3. En la manera de lo posible, asiste a la iglesia con elementos de color morado o púrpura en tu ropa: camisa, falda, blusa, corbata. El morado es el color característico de la estación de Adviento. Esto dará mayor realce a tu adoración.
  4. Toma en cuenta los valores que tiene cada domingo de Adviento. El valor de hoy: la esperanza. Reconoce que la esperanza que tienes no está en tu dinero, en tu trabajo o en tu profesión, está puesta sólo en Jesús, el Mesías.

Disfruta este tiempo. Que tu corazón, y todo tu ser, puedan prepararse para celebrar a Jesús.

2 comentarios sobre “Adviento 2011

Agrega el tuyo

  1. Aùn cuando no para todos es hermoso el tiempo de espera, al menos no para mì, creo que la espera de la segunda venida del hijo de Dios bien vale la pena, lo mejor es que para recibirle a Èl no tienes que pintar un cuarto, ni hacer nigùn tipo de compras, solo tienes que tener un corazon humilde y permitirle nacer en ti y dejar que llene todo tu ser con su amor infinito.

  2. Esperar a Cristo;
    que nazca otra vez aquí, que venga a través de nosotros, que restaure lo que desee, que convoque a sabios y a humildes en su pesebre, que un astro señale con su luz el sitio exacto adonde tenemos que ir para adorarle…
    Esperar a Cristo para que vuelva a vivir en este mundo donde tanta falta hace alguien como Él.

    -Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: