Principios Básicos para el Ayuno (Parte II)

…Continuada de la entrada anterior…

Principios Básicos para el Ayuno: Desenmaráñenos Espiritualmente

Por Cindy North en Engage Magazine

Traducido por Ed Brussa

La ironía del ayuno es que el sacrificio es en realidad invertido. Lo que en un principio puede parecer difícil se vuelve un gran placer al entregárselo a Dios. Reconocer nuestras limitaciones en realidad trae una gran libertad y paz. Esto es a lo que Adán y Eva renunciaron en el jardín y es lo que todos deseamos desde ese entonces. Al ayunar invertimos lo que Adán y Eva hicieron, aceptando los límites de Dios.

¿Por qué estoy escribiendo a unas horas antes del amanecer? Dios me está llamando a ayunar en cuanto a las comodidades del sueño y así esperar con él. Dos meses atrás, durante una cumbre de oración, el Señor me despertó en la noche para darme un mensaje. Yo en forma de broma le pregunté a Dios por qué no me podía mostrar esto durante el día. Ahora lo entiendo. Mi deseo de estar en una cama calientita estaba interfiriendo con mi escuchar a Dios. Esta temporada de Cuaresma mi llamado a ayunar incluye el dormir por la mañana. Dios está verdaderamente trabajando con esta disciplina en mi vida.

La dinámica interna del ayuno es el abstenerse de aquello que intenta controlarnos. Si bien la comida es clave para el sustento y es parte importante del ayuno, Dios puede llamarte a abstenerte de otra cosa (por ejemplo, sueño, entretenimiento, agendas ocupadas, los medios, comida chatarra, tarjetas de crédito, o compras).

Definiendo términos:

  • Ayuno normal: abstenerse de toda comida y líquidos excepto agua.
  • Ayuno absoluto: renunciar a todo tipo de comida y agua (Ester 4:16Hechos 9:9)
  • Ayuno parcial: restricción de dieta pero no de todo tipo de alimentos (ver Daniel 10:3)

Consideraciones para el ayuno de comidas:

  • no ayunar cuando una se encuentra bajo grandes cantidades de estrés, durante viajes, o enfermedad
  • consulte a un médico si tiene alguna condición de salud debilitante
  • reduzca las actividades normales mientras ayuna
  • sea progresivo en su ayuno:

a.    Comience con un ayuno parcial de 24 horas (salteando dos comidas pero bebiendo jugos de frutas) una vez por semana.

b.    Pase a un ayuno normal de 24 horas luego de 2 o 3 semanas (incluya grandes cantidades de agua).

c.    Luego de varias semanas de éxito en ayunos de 24 horas, uno puede pasar a un ayuno normal de 36 horas.

d.    Continúe buscando el deseo de Dios para seguir más allá de este punto.

Richard Foster (autor de Celebración de la Disciplina) y Marjorie Thompson (autora de Fiesta del Alma) tienen maravillosos capítulos en cuanto al ayuno y la abstinencia que proveen valiosas perspectivas.

Cindy's bio pic 2013

Thompson identifica nuestra necesidad crucial de ayunar… “Entenderemos muy poco de cómo somos nutridos por Cristo hasta que nos hayamos vaciado de aquéllas formas de sustento que nos mantienen contentos con una vida superficial” (Fiesta del Alma, página 71). La oración y el ayuno están intrínsicamente conectados y son necesarios para entender el llamado de Dios y su mover entre nosotros.

— Cindy North es una autoridad ordenada de la Iglesia del Nazareno. Completó su doctorado ministerial en el Seminario Teológico de Asbury en 2010. Actualmente es adjunta para la Universidad Nazarena de Mount Vernon, y escribe, predica, es mentora y facilita retiros de oración. Ella recide en Olathe, Kansas, Estados Unidos, con su esposo (Rob North Jr.), dos hijos (Quinn y Jordan), y su padre (Phil Shomo Sr.).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: