Luchar por la perfección

Luchar por la perfección

Dr. Louie E. Bustle

Trad. por Randy Ernesto Bathermy  

“No soy perfecto, pero soy perdonado”. Una vez fue un eslogan muy popular, una frase muy de moda en magnetos de refrigeradores y pegatinas para parachoques. Eso sonó muy humilde y bueno. ¿Pero así era?  ¿Es esto una introducción al relativismo del siglo XXI, donde todo está bien y todo será perdonado algún día?

Los líderes cristianos son forzados en un escenario donde la mención de la santidad está acompañada de un guiño de ojos. Y un total escepticismo es acompañado de la palabra “perfecto”. Después de todo, ¿debemos llenar nuestros auditorias de “campistas felices”- aun mientras sacrificamos la predicación bíblica?

BustleGlobeLa respuesta es: No.

Dios llamó a su pueblo a santidad, a predicar este mensaje en el poder del Espíritu Santo. El mensaje no ha cambiado. Y Dios te llama a ser santo y tener una relación justa con Él y los demás.

El mensaje de santidad siempre ha sido necesario, pero tal vez nunca como hoy. Es la época donde se traicionan a sí mismos, un tiempo donde nuestros jóvenes están buscando una brújula moral. Por supuesto que la iglesia debe ser muy relevante, ¿pero a qué precio? En una época en que queremos dejar nuestra marca, nuestra marca siempre deberá de ser la semejanza de Cristo, con un sumiso y obediente corazón libre de los enredos del pecado.

Jesús murió para darnos más que simplemente perdón. Él abrazó la cruz para que podamos ser “partícipes de la naturaleza divina” (2 Pedro 1:4) y ser santos porque Él es Santo (1 Pedro 1:16). Cumbres de Santidad están apareciendo en todo el mundo. El reporte sobre las conferencias de Santidad nos da esperanzas de que Dios está moviendo a la iglesia para rescatar el mensaje de Santidad del Corazón.

Predicar y enseñar la santidad es absolutamente vital para el evangelismo de hoy.  Un corazón santo es el camino hacia la paz personal, poder diario, y el cumplimiento de relaciones.  No seamos negligentes en compartir este mensaje que transforma vidas.  La santidad es un requerimiento y provisión de Dios.  Esto no puede ser calificado de inalcanzable. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: