Splachnea

“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” (Mateo 9:35-36).

Quizá cuando los discípulos estaban recorriendo las ciudades con Jesús, ellos tenían muchos sentimientos: molestia por la gran cantidad de gente en tan poco espacio, o lastima por la pobreza y las necesidades. Pero Jesús tuvo compasión.

No soy experto en el idioma griego pero los inteligentes nos dicen que la palabra que Mateo usa acá traducida “compasión” es splachnea en griego, el idioma original de este texto. Splachnea significa sentir con las entrañas. Fue algo que afectó el estómago de Jesús físicamente.

Muchas veces pensamos en compasión como un programa o ministerio de la iglesia. Pero nos debemos preguntar: ¿Tenemos esa misma clase de compasión (la que tenía Jesús) cuando vemos las necesidades en nuestro mundo? ¿Una compasión que en algún sentido nos enferma por lo mucho que nos importa la gente?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: