Lemas que despertaron la Iglesia: La gente perdida es importante para Dios

Escrito por: Howard Culbertson (Ver abajo)

Rice 1“Los perdidos son importantes para Dios, y por lo tanto, deben importarnos a nosotros también”. – Keith Wright, pastor nazareno y superintendente del distrito

¿Cuándo fue la última vez que escuchó una oración intercesora apasionada por los perdidos? Probablemente hace demasiado tiempo. Esa gente perdida le importa a Dios y esto se desprende de las páginas de la Biblia. Por ejemplo, la historia de Jonás es acerca de cómo una ciudad extranjera de perdidos le importaba a Dios y de lo mucho que Dios quería que los ninivitas perdidos le importaran a Jonás también.

Jesús aprovechó la ocasión de un viaje a través de territorio extranjero (Samaria) para decir a sus seguidores: “¡Abrid los ojos y mirad los campos! Porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35). Claramente, alcanzar a los perdidos no es una cosa de opción múltiple en la que podamos decir: “Yo elijo la opción A. Me va a importar esta gente perdida en mi barrio. Dejemos que otra persona elija la opción B y se preocupen por las personas perdidas en otras partes del mundo que no tienen acceso al evangelio”.

Estrategas misioneros nos dicen que hay grandes grupos de personas no alcanzadas en las ciudades y países de todo el mundo. ¿No deberían nuestros corazones estar cargados por ellos? Esas personas son importantes para Dios. Ellos deberían importarnos.

La frase “La gente perdida es importante para Dios ” ha sido utilizada por Bill Hybels, pastor de la Iglesia ubicada en la zona de Chicago Willow Creek. La frase también aparece en la declaración de los valores fundamentales de la Alianza Cristiana y Misionera.

¿No anhelan nuestros corazones que la gente en todas partes escuche el Evangelio? ¿Nuestras oraciones reflejan ese anhelo? ¿Nuestra entrega refleja ese anhelo? ¿Las acciones a las que instamos a los creyentes reflejan ese anhelo? 

Howard Culbertson thumbnailHoward Culbertson fue profesor de las misiones y la evangelización mundial en la Universidad de Southern Nazarene, en Bethany, Oklahoma, Estados Unidos por 25 años. Culbertson, quien anteriormente se desempeñó como misionero en Italia y Haití, ha publicado numerosos artículos, libros y capítulos de libros sobre misiones.

Tomado de: http://engagemagazine.com/content/slogans-awakened-church-lost-people-matter-god

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 17 abril 2015 en El Llamado, El Mundo Hoy, La Iglesia y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: