¡Definitivamente Todo Terreno! 4×4 en República Dominicana

Como les comentamos hace varias entradas, se llevó a cabo el primer 4X4: Todo Terreno en República Dominicana en la Iglesia de Arismar I. Desde el primer día, el grupo de participantes tuvo la oportunidad de servir en medio de sus diferencias culturales y sus formas de hablar o expresarse, pues había tres nacionalidades distintas en el grupo de 9 participantes (México, Costa Rica y Rep. Dominicana), más una persona de Haití que se unió en las jornadas de evangelismo y discipulado, y hubo participación en cultos, predicaciones, oración, cocina, limpieza, trabajo y testimonio, entre otras cosas.

Algunas de las historias de los mismos participantes a continuación:

“En una de las veces que salimos a visitar, hacía mucho sol, la temperatura estaba alta y ya después de una hora quería regresar a casa, pues habíamos caminado demasiado. Sin embargo, al finalizar la calle una señora me invitó a su casa, el grupo se había adelantado y yo estaba sola, con miedo entré a la casa y de repente, mientras yo compartía el mensaje de amor, empezó una discusión fuerte entre el marido de la señora y ella. No sabía qué hacer. Sin embargo, Dios me dio la sabiduría y después de unos minutos, ambos estaban ahí escuchándome y al final, la señora oró conmigo y las lágrimas corrían por sus ojos. Doy gracias a Dios porque me llevó a ese hogar para llevar el mensaje del verdadero amor de Cristo y traer esperanza a las familias” – Sonia Málvaez, Toluca México.

 “En una de las tardes salimos a evangelizar y no queríamos perdernos, así que la chica del lugar dijo que mejor regresáramos por la misma calle, pero yo insistí que debíamos ir hasta el final del callejón pues alguna bendición habría allá. Compartí con varias personas y casi al final de la calle, había dos señoras sentadas que estuvieron dispuestas a escuchar mi mensaje con el cubo Evangelístico, así que al finalizar, iba a orar por ellas, cuando una de ellas llamó a un vecino con problemas en su pierna para orar por él también y yo empecé a orar. Cuando abrí mis ojos al final, había 8 personas alrededor mío y el señor me dijo que se sentía mejor de su pierna y que ya no le dolía. ¡Definitivamente había algo al finalizar el callejón!” – Esteban Alcántara, República Dominicana

“Mientras trabajábamos en la casa de una señora necesitada “Doña Mami”, yo estaba pendiente de tomar algunas fotografías y por no querer encontrar una tarántula más dentro de su casa, pues ya había aparecido una, yo salí y subí al muro del vecino a tomar la fotografía. De repente, un perro de raza pitbull grande, me jaló de los pies hasta bajarme y se lanzó hacia mí para morderme. Yo no sé de dónde saqué las fuerzas, pero lo empujé varias veces hasta que uno del equipo de trabajo me subió y en ese instante, el perro me mordió. Sin embargo, la mordida fue algo leve y doy gloria a Dios porque nada pasó. Esa historia me demostró que debo confiar en Dios y que en medio de los obstáculos, debo hacer mía la promesa de su protección para enfrentar cualquier adversidad” – Ruthie Shal, República Dominicana

“Salí a evangelizar el jueves por la mañana y encontré tres jóvenes interesados (creo que más en el cubo que en la historia) pero me escucharon. Así que les hablé y aunque no quisieron aceptar a Jesús, me dijeron que volviera el sábado y así lo hicimos. El sábado había un grupo un poco más grande, pero compartí una reflexión y oré con ellos, también los invitamos al culto de jóvenes ese día en la noche. Para nuestra bendición, ellos llegaron al culto y el predicador compartió su testimonio y al final, hizo la invitación para aceptar a Jesús como Señor y Salvador ¡los tres de ellos pasaron! Oramos con ellos, les visitamos y esperamos ahora que puedan iniciar su discipulado. ¡Gloria a Dios porque somos su instrumento! – José Miguel Ramírez, República Dominicana

En fin, hay muchísimas historias. 22 personas convertidas, 11 que iniciaron discipulado, 132 niños alcanzados en la Escuelita Bíblica de Vacaciones, 15 visitas intencionales a hogares, 10 jóvenes predicando en las calles y mucho compañerismo y amor. ¡Damos gracias a Dios por empezar un movimiento misionero y de discipulado en Santo Domingo Este y el corazón de cada participante!

“No te pido que los quites del mundo, sino que los guardes del mal” – Juan 17:15

20150627_121112 IMG-20150707-WA0008 IMG-20150708-WA0052 IMG-20150708-WA0053

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 17 julio 2015 en El Llamado, El Misionero Nazareno, La Misión y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: