La Oración en el ministerio juvenil

Escrito por: Abigail García

rezarLa oración es importante para nuestras vidas, la oración debe ser parte fundamental para el ministerio juvenil. Pero, que está sucediendo en nuestros jóvenes que su deseo de orar y comunicarse constantemente con Dios son cada vez menos.

Foster, en su libro Celebración a la Disciplina, menciona; “Ocurrirán ciertas cosas en la historia, si oramos correctamente”. Nuestros jóvenes, conocen toda la teoría acerca de lo que es la oración, el Padre Nuestro, pasajes en donde personajes oraron a Dios en diferentes situaciones de sus vidas y tuvieron una relación mas intima con El.

Es ahí donde podemos encontrar un factor muy importante, ellos conocen la teoría y saben que la oración es comunicarnos con nuestro Padre pero se encuentran muy lejos de la práctica, lejos de hacer parte de su vida el tener comunicación con Dios.

Podemos incluir en nuestras reuniones, en los tiempos especiales que tenemos con ellos maneras prácticas de orar; tal vez ellos no lo han intentado porque no se han dispuesto a hacerlo, incluso puede ser porque no conocen otra manera diferente a la que la hacemos a la hora del culto.

Está en nosotros el transmitirles a ellos la importancia que tiene la oración. Ellos deben estar completamente seguros de que la oración eficaz del justo puede mucho, que deben orar sin cesar, que la oración hace posible lo imposible tan solo con creer en aquel que es Todopoderoso.

Ellos deben creer firmemente que en su diario caminar, la oración debe ser parte fundamental. Dios tiene planes perfectos para cada uno de los jóvenes que se encuentran en la iglesia, y esos planes perfectos nuestro Señor los revelará a ellos a través de esa comunicación constante con El.

Maneras de orar hay muchas; escribiendo, contemplando el cielo, a través de un teléfono antiguo; como si estuviéramos hablando con alguien, sentados frente a una silla como si estuviéramos frente a frente a Dios.

Algo importante y fundamental, es también el que los jóvenes vean en nosotros esa importancia que le damos a una vida activa de oración. A no hacer una simple rutina, solamente por cumplir con orar y pedirle a Dios lo que nos hace falta, sino que vean y puedan ser testigos de nuestra vida activa de oración.

Es algo que se encuentra tan solo a un “click” con Dios. La oración siempre debe estar presente en nuestras vidas y en las vidas de los jóvenes, solo de esa manera ellos vivirán una vida de adoración y podrá resurgir ese avivamiento que tanto hemos intentado buscar y querer que llegue a nuestras iglesias.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 11 marzo 2016 en Calendario Cristiano, Liderazgo, Oración, Vida Devocional y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: