4×4: Un Terreno Frío y Lluvioso – Parte 1 de 2

Con temperaturas gélidas y bajo una lluvia escasa pero constante se llevó a cabo el 4×4 Todo Terreno 2017 en el sector Espino, uno de más de 15 sectores en la colonia Valle del Roble, en el municipio Cadereyta de Jiménez, Nuevo León, México. La familia Sánchez Sánchez, oriunda del sur del país, se mudó a dicho municipio y aunque deseaban congregarse no encontraron una Iglesia del Nazareno cerca, por lo que decidieron rentar una de las muchas casas deshabitadas en esa zona e iniciar una misión. Ante la inminente necesidad de evangelizar dichos sectores y sabiendo que alguien podría dar seguimiento al trabajo realizado, los misioneros voluntarios Todo Terreno llegaron a ofrecer sus dones y talentos para engrandecer el reino de los cielos. 14 jóvenes de los distritos Sur-Fronterizo, Centro, Occidente, Norte y Noreste se dieron cita no importando las condiciones climatológicas que les esperaban.

26233428_10155752777491351_5569209919098575697_o.jpg

Durante la última semana del año 2017, los chicos Todo Terreno realizaban dos eventos simultáneos por las mañanas: El Proyecto Gol (torneo de futbol soccer) en la cancha del sector Eucalipto y evangelismo casa por casa, recorriendo las calles de los sectores Eucalipto, Espino y Chinesse, haciendo uso del cubo evangelístico y repartiendo folletos de interés para toda la familia.

Los días iniciaban cada mañana con el desayuno y participando en devocionales donde se compartían testimonios, procediendo luego a la organización de las actividades. Por las tardes todos lucían hermosos vestidos de payasos para atender la Escuela Bíblica Vacacional (EBV) con juegos, cantos, historias, textos bíblicos para memorizar, y la elaboración de una manualidad; por las noches se instalaban sillas en el mismo parque donde se realizaba la EBV, y a través del equipo de sonido se invitaba a la gente a presenciar un cortometraje evangelístico.

A continuación algunos testimonios de los participantes:

26232393_10155752777226351_3913626031354020134_oMuchas veces me había preguntado si en algún momento lo que viví y pasé en el mundo podría llegar a ser útil en el reino del Señor, ahora comprendí que todas las cosas que pasamos nos ayudan a bien, en el momento que menos esperamos. Durante las actividades con los niños, varios de los adolescentes más grandes nos ayudaban a cuidar a los pequeños y me admiré en especial de Mariel, una adolescente que incluso prestó sus cobertores para cubrir a algunos niños. Me sorprendió lo mucho que ella se parece a mí cuando yo tenía esa edad, y también que algunas de las cosas que vivimos son similares. Dios usó eso para poder hablarle de cómo Jesucristo transforma y cambia vidas. Ella se sintió identificada, comprendida y aceptada. El último día de actividad Mariel aceptó a Jesucristo como su Salvador, conociendo ahora que Él la ama, transformará su vida y la llevará a lugares donde nunca imaginó.”–Ana Constantino.

La colonia Valle del Roble, donde realizamos el 4×4, está tan necesitada como cualquier otro lugar. Fue sorprendente ver cómo las personas tomaban tiempo para escuchar. Dios tocaba los corazones de esas personas, Dios hacia un llamado. Él estaba con nosotros en cada momento y nos daba las fuerzas para salir adelante y hablar de Él, aun con lluvia y Dios estuvo escuchando nuestras oraciones. ¡Él es grande y estoy muy agradecida, muy bendecida! Lloro, pero lloro de felicidad, porque sé que todo esto Dios lo ha hecho posible y le agradezco. Él es bueno conmigo, y estoy preparada para lo que mande.”–Waris Dirie Sánchez.

“Al participar por primera vez en un 4×4 Todo Terreno, Dios me mostró la necesidad que existe fuera de nuestra iglesia local. Cada casa que visité junto a otra compañera, me hizo darme cuenta que la gente está esperando recibir el amor de Dios.”–Valeria Rodríguez

“Doy gracias a Dios porque me permitió participar nuevamente en este programa misionero y compartir del amor derramado en la cruz. Me encanta ser partícipe de este tipo de eventos y poder compartir el mensaje de salvación a otras personas obedeciendo así la misión y comisión que el Señor nos encargó a través de su Palabra: ‘Id y haced discípulos.’ Esto no implica que solo compartamos el evangelio cuando salgamos a otra ciudad o participemos de estos eventos, sino que donde quiera que estemos, en todo tiempo y lugar hablemos de Aquél que nos llamó.”–Abraham Barboza

Foto 31-12-17 14 07 16.jpg

*Este artículo continuará en la siguiente entrada.

Si tienes interés en misiones o te gustaría participar en un 4×4, contáctanos en misionglobal@mesoamericaregion.org o en nuestra página de Facebook.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 15 enero 2018 en El Llamado, El Misionero Nazareno, La Misión, Liderazgo y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: