¿Cómo Fortalecer La Iglesia Del Nazareno (USA Y CANADÁ) Para El 2030? II

 

PARTE II: RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS

En la entrada anterior  Rob Prince, pastor principal de la Iglesia Central del Nazareno de Flint (Michigan), detalló la realidad actual que enfrenta nuestra denominación en los Estados Unidos y Canadá y comenzó a ofrecer algunas sugerencias para un futuro mejor. Sus recomendaciones hacen eco de muchos de los mismos sentimientos que en la Región de Mesoamérica hemos estado tratando de abordar a través del Ministerio de Génesis. Continuemos con la conversación leyendo el segundo artículo de Rob y sepan que estaremos cubriendo estos temas en un futuro episodio del Podcast: Los Siervos Inútiles.

En la entrada previa, planteé la pregunta: ¿Qué pasaría si pensáramos de manera diferente acerca de la futura Iglesia y ministerio en la Iglesia del Nazareno en la región de Estados Unidos y Canadá?

Ofrecí un nuevo escenario de ministerio normalizado, si es que se le puede llamar nuevo. Pablo, un fabricante de carpas (ver Hechos 18:3), era bi-vocacional y aun así logró plantar un montón de iglesias y escribir una gran parte del Nuevo Testamento. Tal vez mejor hubiera preguntado, ¿Qué pasaría si se normalizara el ministerio bi-vocacional y la plantación de 5,000 iglesias en casas / templos empresariales para el 2030 en los EE. UU. y Canadá?

Aquí hay unas posibles respuestas a algunas preguntas que podrían haber surgido:

¿Qué podría pasar (con este método)? Muchas de estas iglesias podrían crecer más allá de su casa o lugar de negocios, algo a lo que diríamos: “Aleluya”. Pero incluso si eso no sucediera, habría 5000 nuevas iglesias o reuniones en lugares de negocios, con un promedio de 25 personas o más para un total de al menos 125,000 nuevos nazarenos.

¿Qué más sucedería? Existiría una comunidad de fe más pequeña, viable, reproducible, donde los no cristianos se reunirían diariamente con pastores entrenados teológicamente en todo el país.

¿Qué no habría?  Edificios de la Iglesia para mantener, salarios de pastores, la deuda de los estudiantes que obstaculiza la estabilidad financiera del ministro, y otros gastos que agotan el presupuesto de la Iglesia, pero que han producido pocos o ningún resultado (recuerde que a pesar de todo el dinero gastado el año pasado en iglesias en los Estados Unidos y Canadá, la Iglesia ha estado en declive… hace más de una década que la Iglesia ha estado en declive).

¿Qué es lo peor que podría pasar? La cafetería, la tienda de segunda mano, las empresas de negocios/ casas del templo se arruinan o el pastor demuestra ser un tramposo.  Aun en esos casos, levanta estacas, vende el edificio y se muda al siguiente pueblo pequeño o al otro lado de ese mismo pueblo o área urbana y hace lo mismo.

¿Qué sería otra cosa mala que podría pasar? Quemamos a nuestra gente. Pastorear, dirigir un negocio o trabajar, tener una familia… no hay suficientes horas en el día. Este problema podría ser solventado con una mayor y mejor delegación de responsabilidades en la junta local, un mejor apoyo del distrito o asociarse con iglesias más establecidas y una gestión eficiente del tiempo por parte del pastor.

¿Cómo podría pagarlo la denominación? Si el modelo de la iglesia de EE. UU. y Canadá debe fortalecerse para mantener en funcionamiento la misión global de la Iglesia, entonces la visión de un camino a seguir para que eso suceda debe ser una prioridad.

Las casas / edificios para esta nueva empresa de la Iglesia se comprarían de los fondos del distrito que se han adquirido de la venta de otras propiedades.

La matrícula universitaria estaría cubierta por un aumento en la porción de los fondos de FEM de EE. UU. y Canadá. Es necesario aumentar la porción de los fondos de FEM de EE. UU. y Canadá si el objetivo es fortalecer las iglesias locales al proporcionar un clero educado que también sea capaz de mantenerse sin los fondos del presupuesto de la Iglesia.

Si fortalecer la Iglesia de EE. UU. y Canadá es la prioridad número uno (y considero que debe ser así para el bienestar a largo plazo de la Iglesia mundial), esto debería reflejarse en la asignación del FEM a la Región de EE. UU. y Canadá. Los dólares del FEM podrían gastarse no solo en educar a un nuevo grupo de pastores en el seminario, sino también en traer misioneros de otras áreas del mundo para llegar a los diversos grupos étnicos en la región de EE. UU. y Canadá.

Honestamente, ¿qué tiene que pasar para comenzar 5000 iglesias?

Más que dinero o encontrar pastores, tendría que haber algunos cambios importantes en el pensamiento.

  1. Los edificios de la Iglesia no son necesarios para el crecimiento del Reino. Esto va en contra de la teoría, ahora desacreditada de: “Si lo construimos, vendrán”. No, no lo harán. Un dicho más preciso sería: “Si lo construyen, tendrán una enorme deuda y no podrán invertir en el ministerio”.
  2. Los pastores no tendrán que ser compensados ​​por la Iglesia. Pablo y muchos más fabricantes modernos de carpas demuestran que el ministerio bi-vocacional se puede hacer con éxito. La iglesia de más rápido crecimiento en el distrito donde sirvo (Distrito del Este de Michigan) es “Family Community Church” en Goodrich, Michigan. No tiene personal eclesiástico pagado y promedió 295 personas en asistencia en 2019.
  3. Estados Unidos y Canadá deben fortalecerse hoy (ayer, en realidad). El barco se está hundiendo. Si la Iglesia de EE. UU. y Canadá no se fortalece, la Iglesia global se verá afectada negativamente. La situación es crítica y las necesidades son inmediatas. Se necesita sacar nuestras cabezas colectivas de la arena.
  4. ¿A quién estoy engañando? (Toma 1). Las iglesias nazarenas (y los pastores) son demasiado territoriales. Con demasiada frecuencia, cuando una iglesia nazarena existente se encuentra en una ciudad y se sugiere la plantación de otra iglesia, hay una gran oposición. Como se decía en la antigua jerga occidental: “Este pueblo no es lo suficientemente grande para los dos”. La verdad del asunto es que casi todas las ciudades podrían tener más iglesias predicando el mensaje de santidad. Necesitamos una mentalidad más del tipo: “Qué es bueno para el Reino” y menos preocupación o contención sobre los límites territoriales.
  5. ¿A quién estoy engañando? (Toma 2). Hay pastores como yo, que se han ganado la vida por medio de la Iglesia durante más de 25 años y son demasiado viejos para aprender un nuevo truco (es decir, “no vamos a cambiar” y no vamos a abrir una cafetería en un corto plazo). Este es el mayor obstáculo. Lo entiendo. El cambio para hacer del ministerio bi-vocacional la norma, no la excepción, llevará a mi generación y la generación detrás de mí a jubilarse.

Mientras tanto, los pastores en mi grupo necesitan animar a aquellos que se están saliendo de la fe. Aplaude a los aventureros, dignos millennials y pastores de la marc-scaturro-brnf7UfFMXk-unsplashgeneración del iPhone, que harán el arduo trabajo del Reino de llevar a la Iglesia nuevamente al centro del ministerio. Son los ministros que están dispuestos a servir sin paga, en iglesias en casas o en varios lugares y construirán el Reino de Dios en cafeterías, restaurantes y lugares públicos de reunión.

Necesitamos una nueva era de evangelismo. Probablemente la vieja forma de los tratados bíblicos y las cuatro leyes espirituales no va a tener la misma efectividad en Estados Unidos y Canadá. En cambio, el modelo de Jesús de mudarse y vivir entre la gente, el modelo de Pablo de ser un fabricante de carpas y vivir de su trabajo secular, y el modelo de Esteban que pone el reino antes del yo es lo que se necesita (y que se repita 5.000 veces) si la iglesia de EE. UU. y Canadá (y a su vez la Iglesia global) quiere fortalecerse en la próxima década.

 

 

 

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (17 años) y Sydney (15 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 3 marzo 2020 en La Denominación Nazarena: Una Iglesia Internacional, La Iglesia, Otro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: