¿Cuándo un Líder Joven Está Listo Para Más Responsabilidad?

 

Por: Dan Reiland

Me encanta preparar a líderes jóvenes y algo es cierto con toda seguridad, ellos están ansiosos por crecer en su nivel de responsabilidad. Eso es algo bueno. La mayoría de los líderes (de cualquier edad) quieren destacarse, ser productivos, y hacer la diferencia. ¡Ellos quieren levantarse en liderazgo! Saber cuándo esto debe pasar es un proceso muy ingenioso que requiere sabiduría y discernimiento.

Cuando esto les sucede a jóvenes líderes, siempre ponen el desarrollo por encima de los logros. Dar más responsabilidad muy rápido puede herir a un joven líder y causarle un revés en su desarrollo. Dar más responsabilidad demasiado lento puede frustrar a un líder joven  y conducirlo a quedarse por debajo de sus habilidades, y posiblemente afecte el espíritu del equipo. Caminar junto a líderes jóvenes con una combinación intencional de enseñanza cuidadosa y desarrollo intencional es esencial para el éxito en su ministerio.

Para algunos, más responsabilidad puede llegar rápido; para otros el proceso requiere más tiempo. No existe ninguna fórmula establecida y ningún escenario es mejor que el otro. Depende de factores como sus habilidades, su personalidad, nivel de experiencia y manejo, etc.

Desarrollar líderes es un arte. Usted puede tener modelos útiles y principios probados, pero a la larga cada persona necesita una buena preparación que sea excepcionalmente diseñada y elaborada para ellos.

¿Como usted sabe que ya es hora de incrementar las responsabilidades? Vamos a comenzar añadiendo tres razones pobres a la responsabilidad de un joven líder:

Usted necesita un trabajo hecho y no hay nadie más para hacerlo. (en realidad es mejor dejar un trabajo sin hacer que poner a la persona errada o a alguien que no esté listo.)

Ellos son exitosos en el papel que desarrollan en este momento, entonces se supone que pueden tener más y que igualmente continuarán teniendo éxito. Esa no es una buena suposición. Se requiere una consideración y conversación cuidadosa antes de añadir más.

Cualquier tipo de presión por parte de otros que quieren que se levanten líderes jóvenes, incluyendo de naturaleza política.

5 Indicadores claves de que debe ser el tiempo de incrementar el nivel de responsabilidad:

  • Aman su trabajo actual y se destacan en él.

Si los miembros del personal no pueden encontrar gozo y productividad en su trabajo actual, es un reto para esa persona levantarse y destacarse con una responsabilidad adicional en su liderazgo o en una nueva posición.

Con el tiempo, la mayoría del éxito se encuentra a través de una actitud positiva expresada a través de la persistencia, gratitud, y crecimiento personal. La competencia es esencial  pero la actitud es la que le proporciona más ventaja.

Por supuesto existen circunstancias exclusivas como por ejemplo un desequilibrio entre la persona y su papel desde el principio, o quizás una mala química con un supervisor. Pero incluso  ahí la habilidad de adaptarse es un buen indicador de su capacidad para destacarse con un mayor número de responsabilidades.

  • Han estado en su papel actual el tiempo suficiente para mostrar resultados consistentes.

Si aparece un líder joven y lo hace fantástico, eso es grandioso. Pero al igual que la luna de miel de una pareja de recién casados, las primeras pocas semanas y meses constituyen usualmente un viaje en calma. En términos de resultados reales para su líder joven, usted realmente no sabe nada de su competencia hasta al menos doce o dieciocho meses en un papel específico de liderazgo. El ciclo mínimo de un año completo y dieciocho meses  en el calendario de la Iglesia es mejor porque le da la oportunidad al líder joven no solo de construir, fortalecer y perfeccionar un ministerio, sino también de sostenerlo. Entonces usted puede comenzar a medir resultados.

  • Muestran margen y capacidad para más.

Margen y capacidad son subjetivas y tienen una interpretación diferente para cada persona. Ambas son características maravillosas que comienzan a revelarse de forma auténtica solo luego de que el líder ha demostrado amor por su trabajo, una gran actitud y competencia.

Cuando esos comportamientos son consistentes en el actuar, usted puede ganar confianza en que las habilidades, el nivel de experiencia y su habilidad para priorizar (enfoque) han creado margen (espacio)  para manejar  más (capacidad).

Una formar práctica para discernir margen y capacidad es que además de su trabajo, los líderes jóvenes con mucha frecuencia ven y proveen soluciones para problemas fuera de sus responsabilidades, que otros no ven.

  • Ellos demuestran una vida personal saludable y patrones de crecimiento.

Usted descubre una imagen grande más exacta cuando pone atención a toda la vida de una persona. ¿Cómo están las cosas en casa con su familia? Ya sea soltero o casado, la salud de las relaciones de su familia constituye un factor muy significativo e importante. Cuando la vida es buena en casa, eso  ayuda a cualquier  líder  a tener éxito en su trabajo o en la Iglesia, pero el hogar tiene que estar primero. Nadie jamás puede llevar una carga cada vez más grande cuando las cosas son estresantes en su vida personal.

Esta verdad hace difícil crecer como líder (su margen se dedica a sobrevivir, no a crecer), y por lo tanto, no es sabio incrementar la responsabilidad.

Es real para líderes de todas las edades. Por lo tanto, si existe un gran nivel de  estrés es mucho mejor unirse y ofrecer apoyo, dar un consejo sabio y preparación y volver al tema de incrementar la responsabilidad más adelante.

  • La organización tiene un rol disponible que se ajusta a sus dones y habilidades.

A veces un líder joven debe ser paciente. Si su Iglesia no tiene actualmente un área de responsabilidad que tenga sentido, es algo tonto inventar un trabajo para que ellos tengan más que hacer.

Una mayor responsabilidad debe ser un matrimonio apropiado entre los dones y deseos del joven líder, así como las necesidades y la visión de la organización. Solo se debe dar mayor responsabilidad cuando los dones y las habilidades resuelvan las necesidades de la organización y satisfagan la pasión y los deseos del joven líder.

 

© 2020 Dan Reiland | The Pastor’s Coach – Developing Church Leaders

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: