El Verdadero Significado de la Navidad: Dios Entró en el Estiércol

Por: Shane Claiborne

Shane Claiborne es una autora de best sellers que escribe y habla en todo el mundo sobre la paz, la justicia social y Jesús. Hace un tiempo leí una de las reflexiones de Shane sobre Navidad, y el artículo se ha quedado conmigo a lo largo de los años. El original se puede encontrar en el blog de Shane: Red Letter Christians.   Lo reproducimos aquí, esperando que esta temporada sepas que, sea cual sea el estiércol que hayas pasado, Dios ya ha decidido caminar contigo.

Hace unos años, recuerdo que un amigo pastor me dijo que habían intentado algo un poco diferente para sus servicios navideños. En lugar de la decoración habitual de las fiestas y el desorden del santuario, trajeron un montón de estiércol y heno y lo dispersaron debajo de los bancos para que el lugar realmente oliera como el pesebre donde todo comenzó. Me reí histéricamente mientras él describía a todos los que entraban, con su mejor atuendo navideño, solo para sentarse en medio de un olor rancio de un granero.

Incluso trajeron un burro durante la apertura del servicio que dejó caer un regalo especial mientras pasaba por el pasillo. La gente se miraba incómodamente unos a otros. Algunos se ofendieron, algunos se rieron y otros se fueron. Pero para los que se quedaron … fue algo como nunca antes habían visto. Fue uno de los servicios más memorables que jamás hayan tenido.

Se les recordó el verdadero significado de la Navidad: Dios entrando en el estiércol.

Jesús nació en un pesebre sucio y apestoso porque no había lugar en la posada. Dios vino al mundo como refugiado, nacido de una madre adolescente que ni siquiera pudo pagar las ofrendas habituales que se daban en el Templo al nacer un nuevo hijo.

Cuando Jesús nació, los Evangelios cuentan que ocurrió una terrible masacre, un acto de violencia indescriptible cuando el rey Herodes mató niños en toda la tierra, con la esperanza de matar a Jesús … algo que la Iglesia recuerda como la masacre de los “Santos Inocentes”.

Quizás la Navidad original estuvo marcada más por la agonía y el dolor que por el brillo y el glamour de los centros comerciales y los desfiles. Desde su nacimiento en el pesebre como un bebé sin hogar, hasta su brutal ejecución en la cruz romana, Jesús nos recuerda que Dios está con nosotros.

Eso es lo que Emmanuel quiere decir, “Dios con nosotros”. Dios está con nosotros en la lucha por sobrevivir, en medio de la pobreza, en la lucha por la libertad, en un mundo lleno de violencia. La venida de Jesús a la tierra se trata de un Dios que deja la comodidad del cielo para unirse a la lucha aquí en la tierra. Dios está con nosotros.

Jesús no solo vino a ayudar a inmigrantes y refugiados; él vino como refugiado. Jesús es el acto de solidaridad divina más increíble que el mundo haya conocido.

Recordemos esta Navidad que el Salvador que celebramos nació en el estiércol. No podría importarle menos si decimos “Feliz Navidad” o “Felices Fiestas”. Está mucho más interesado en que nos ensuciemos en las trincheras que en decorar el Templo. Lo que le importa a Jesús es cómo cuidamos a las personas más vulnerables de la tierra: las viudas y los huérfanos, los inmigrantes y refugiados, los enfermos y las personas sin hogar.

El mundo en el que vivimos, como el mundo en el que vivió Cristo, está devastado por la violencia y la pobreza. Pero la buena noticia es que nace un Salvador. Él ha venido a predicar buenas noticias a los pobres y a perturbar a los ricos. Él ha venido a echar a los poderosos de sus tronos y a levantar a los humildes. Él ha venido para vendar a los quebrantados de corazón y proclamar libertad a los cautivos.

Él ha venido para recordarnos que Dios está con nosotros, si nosotros estamos con los pobres.

2 comentarios sobre “El Verdadero Significado de la Navidad: Dios Entró en el Estiércol

Agrega el tuyo

  1. ¡Aleluya! Esta es la verdadera navidad, el experimento lo que él verdaderamente es. Esa gran forma creativa del pastor nos lleva a sentirnos en la misma condición que el hijo de Dios experimenta, y por ende nos da la oportunidad de entender un poco de su sacrificio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: