Juega y Testifica

Por: Rev. Dario Richards

Hace algunos veranos, un equipo de jóvenes misioneros partió hacia un sitio en Jamaica para ayudar a una congregación local a plantar una nueva iglesia. Habían llegado con un plan: algunos dirigirían una Escuela Bíblica de Vacaciones, otros se involucrarían en el ministerio de deportes y otros llegarían a personas que se mantenían al margen. Sin embargo, cuando llegaron al sitio, lo encontraron vacío.

Inmediatamente, los jóvenes misioneros decidieron atraer gente al sitio usando una estrategia simple pero efectiva. Un miembro del equipo se paró en la portería mientras los demás comenzaban a patear el balón hacia él. En tres minutos, el campo se inundó de niños que parecían surgir de la nada; momentos después, se unieron adolescentes y adultos jóvenes. A medida que el día refrescaba, algunos de los miembros mayores de la comunidad salieron a ver lo que estaba sucediendo. Con el poder de Dios (y una pelota de fútbol), el equipo pudo atraer y ministrar a múltiples grupos de edad dentro de esa comunidad durante los días siguientes. Llamamos a esta estrategia, «Juega y Testifica».

Juega y Testifica es una estrategia efectiva para las misiones por múltiples razones. Estas cuatro se destacan para mí:

1.- Atrae a un grupo demográfico único de jóvenes creyentes. A través de Juega y Testifica pudimos ver personas involucradas en misiones transculturales que antes no creían que había espacio para ellos en el campo misionero.  J&T ayudó a remodelar la idea de que solo puedes ser misionero si predicas o construyes algo. Esto también tiene enormes implicaciones para las iglesias locales.

2.-El deporte es un lenguaje universal. Como resultado, J&T puede abrir espacios y lugares a los que de otro modo sería difícil acceder. Mientras viajábamos por Jamaica, vimos que los deportes reunían a más personas que muchos enfoques tradicionales, como las cruzadas de evangelización. A medida que la gente se reunía para jugar, maximizamos la oportunidad de compartir el evangelio con ellos.

 3.-Ofrece un modelo único para la plantación de iglesias. He escuchado muchas historias de iglesias que fueron plantadas y que inicialmente comenzaron como un equipo deportivo. La estrategia de seguimiento del líder local incluyó iniciar un club deportivo real que se convirtió en un espacio para el discipulado regular, ya que los jugadores se reunían con frecuencia.

4.-Crea una oportunidad para que todos se involucren. El ministerio de deportes cubre deportes tradicionales, juegos grupales divertidos y actividades recreativas. Alcanza todas las edades y prácticamente todas las capacidades. Esto es significativo: hay pocas limitaciones respecto a quienes podemos llegar a través del deporte y el juego. Entonces, a través del juego y el testimonio, también podemos servir a las personas con discapacidades, que de otra manera, pudiera resultar extremadamente desafiante.

Juega y Testifica es una gran estrategia para encontrar, entrenar y enviar nuevos misioneros. A través de este recurso, Dios está levantando misioneros para ir a nuevos lugares como parte de Su misión global.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: