¿Qué le pasó al movimiento?

Escrito por: J. K. Warrick

warrickEstoy leyendo el libro de Andy Stanley “Deep and Wide” (Profundo y ancho). Es un libro ejemplar donde el “cómo” curiosamente se enfoca en gran manera en el “por qué”. Muy inusual. La mayoría de los autores subrayan una u otra, pero no Andy Stanley. ¡Estoy siendo desafiado por esto!

Él dice que las iglesias, como todas las organizaciones, tienden a “fosilizarse con el tiempo”. Pocas iglesias, si las hay, pueden evitar este peligro. Entonces la movida pierde el movimiento. El resultado es trágico.

El autor sugiere que tenemos que luchar con dos preguntas fundamentales si vamos a poner de nuevo la movida en movimiento:

  1. ¿Qué es la iglesia?
  2. ¿Para qué es?

Estas pueden parecer simples a primera vista, pero conforme las preguntamos más, las personas empiezan a entender algunas de las razones por las que no hay movimiento.

Una de las tareas más importantes como un líder es ayudar a las personas que se han perdido en ellas mismas y en el propósito por el cual existen – para nosotros sería el mensaje y la misión de Dios. Nuestro Señor nos ha encomendado el “ministerio de la reconciliación” (2 Corintios 5:18). Esto incluye ambas cosas: el mensaje (2 Corintios 5:19) y la misión (2 Corintios 5:20).

Yo sugeriría que también involucra una palabra con “m”: método. Un mensaje y una misión son, en gran medida, dependientes de un método. Los métodos sirven como la manera de hacer llegar. Stanley comenta que nuestros métodos son perfectamente diseñados para producir nuestros resultados actuales. Yo sugeriría que métodos inefectivos y quizás irrelevantes, frecuentemente ocultan nuestro verdadero mensaje y misión.

Recientemente leí una señal en un restaurante en Indiana que preguntaba esto: “¿Cuándo fue la última vez que usted hizo algo por primera vez?” Eso no sería una mala pregunta para que todos nos hiciéramos. Esto no es para decir que necesitamos cambiar todo en nuestras vidas e iglesias… solo aquellas cosas que ya no son efectivas en hacer discípulos semejantes a Cristo.

Quizás, entonces, ¡podremos poner de nuevo la movida en movimiento!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: