Las sorprendentes noticias sobre la pobreza – Parte 1

Escrito por: Else Amyx para Relevant, en abril del 2016.

poverty_1Imagina que alguien te pidió armar un rompecabezas gigante sin todas las piezas incluidas en la caja. Eso es lo que pienso acerca de la pobreza a veces: un problema imposible que estamos llamados a resolver de todos modos.

Nunca vamos a tener todas las piezas del rompecabezas de la pobreza en su lugar, de este lado de la eternidad, pero de vez en cuando una cae en su lugar, o se descubre una pieza perdida entre los cojines del sofá.

Aquí hay unas pocas piezas de la visión relacionadas con la pobreza que podrían ser una sorpresa para usted.

La extrema pobreza está disminuyendo – y el negocio es la razón principal.

El año pasado, Barna Group encontró que más de ocho de cada 10 estadounidenses (84%) no se dan cuenta de que la pobreza extrema se ha reducido en más de la mitad en los últimos tres decenios. Más de dos tercios de la población (67%) pensaba que la pobreza global en realidad iba en aumento.

Según el Banco Mundial, en 1981, el 52% de la población mundial vivía en la extrema pobreza, definida como vivir con menos de USD$1,25 al día. Para el 2011, se redujo en más de la mitad (17%). Esta tendencia también es probable que continúe. Bill y Melinda Gates, predicen “la vida de las personas en los países pobres va a mejorar más rápido en los próximos 15 años que en cualquier otro momento de la historia.”

Aunque la caridad tradicional ofrece un alivio inmediato, no es la única solución, ya que no siempre se centran en las causas profundas de la pobreza.

Pedro Greer, presidente de Hope International, no cree que la caridad tradicional es la solución a la pobreza. Él describe en su ensayo “Para el menor de estos”, una respuesta bíblica a la pobreza que a pesar de que la caridad tradicional ofrece un alivio inmediato, no es la única solución, ya que no siempre se centran en las causas profundas de la pobreza.

En el mismo libro, economistas cristianos, teólogos, historiadores y profesionales afirman que es la libertad; la libertad económica para asegurar y proteger los recursos propios de uno, el trabajo y la propiedad privada; que es responsable de sacar a millones de la pobreza.

Los países que han experimentado un aumento de la libertad económica en las últimas décadas, como Bangladesh y Botswana, también están viendo los niveles de pobreza más bajos. ¿Por qué? Porque la libertad económica promueve el espíritu empresarial y la creación de empleo. Greer dice en “Para el menor de estos” que, “en una generación, la pobreza se ha reducido a la mitad, no a través de la caridad, sino a través de la creación de empleo”.

Un trabajo no puede resolverlo todo, por lo que también es importante para la iglesia y organizaciones benéficas privadas lanzar también la idea de servir a los pobres de una manera personal y relacional, especialmente durante y después de los desastres como el terremoto en Nepal. La clave es encontrar un enfoque en el balance, sin perder de vista que se puede lograr un cambio a largo plazo.

Las iglesias solían hacer mucho más por los pobres que lo que la mayoría lo hacen en la actualidad.

Hasta principios del siglo XX, la iglesia jugó un papel importante en ministrar a las necesidades físicas de los pobres. Tal vez nos hemos olvidado de que la iglesia es verdaderamente mucho más capaz de lo que muchas iglesias que hoy conocemos como retiradas de la primera línea de lucha contra la pobreza.

La iglesia en Hechos 4 compartió voluntariamente sus posesiones entre sí de manera que no se estuviera en necesidad. En la Edad Media, las iglesias cristianas corrieron todos los diferentes tipos de programas de bienestar social, tanto como vemos haciendo al gobierno hoy. Muchas personas no saben que era común para las iglesias establecer hospitales, escuelas para los inmigrantes, hogares para madres solteras y las sociedades del bienestar, como el Ejército de Salvación.

La segunda parte de este artículo será publicada en la próxima entrada.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 6 julio 2015 en Compasión y Justicia, El Mundo Hoy, La Denominación Nazarena: Una Iglesia Internacional y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: