Las 4 oraciones más importantes para nuestros hijos – Parte 3 de 3

Esta es la última parte del artículo anterior.

4. Una vista compasiva del mundo 

El tono creciente de división, miedo, e inquietud en nuestro mundo me ha llevado a orar para que mis niños entiendan que el corazón del evangelio empieza con un espíritu de civilidad -poner a las personas antes de las preferencias políticas, círculos sociales, lazos étnicos, o similitudes económicas. 

Estoy pidiéndole a Dios que ayude a mis niños a ver a las personas alrededor de ellos como portadores de la imagen de Cristo. Entre aquéllos que ellos encuentran más difíciles de amar, estoy orando para que Dios les dé la capacidad de afirmar la dignidad de su enemigo primero antes de sentir la necesidad de corregirlos. Deseo que el Señor les permita ofrecer un asiento a la mesa proverbial al niño aparentemente más inhóspito que ellos conocen porque Cristo les ofreció un asiento cuando ellos estaban en lo peor.  La bienvenida de aceptación de Jesús es una verdad que nuestro pastor nos ha recordado una y otra vez. 

Amar a otros cuando están en lo peor puede pasar solo cuando el Espíritu Santo ilumina sus mentes, ojos y corazones hacia su camino, quienes a menudo están completamente por su cuenta. Y esto es por qué también he empezado a orar con mis niños las palabras que Corrie ten Boom oró a lo largo de su vida: “Señor, guárdanos tan cerca de tu corazón que veamos las cosas como son más y más desde tu punto de vista.” 

familia_de_maos_dadas-9328

A esas palabras profundas he agregado éstas: “Danos ojos, Dios, para ver el enojo o dolor del pasado de alguien a través de su necesidad. Muéstranos cómo ser como tú, tan extraño, peligroso, o extraordinario como parece. Gracias porque siempre nos ves como somos de verdad y todavía nos amas. Permítenos hacer lo mismo con otros. Amén.” 

La oración, si sale furtivamente entre bostezos o susurros durante una ruta, es una manera eternamente significante en que podemos amar y servir a nuestros niños. Como padres, mientras no podemos orar por todo, podemos orar por algunas cosas. Y podemos confiar que el Dios que recibe nuestras oraciones imperfectas también es fiel en oírnos, conoce las necesidades de nuestros hijos, y los guía, los restaura como sólo Él puede hacerlo.

Artículo publicado originalmente en:
http://www.todayschristianwoman.com/articles/2016/april/4-most-important-prayers-for-your-kids-.html?start=3

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 10 febrero 2017 en El Mundo Hoy, Familia, Fe, Oración, Otro, Vida Devocional y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: