Iglesia del Nazareno Ministra a Migrantes Venezolanos en Trinidad y Tobago

Por: Rev. Rian Williams Pastor, Iglesia del Nazareno de Arima, Trinidad y Tobago

Imagina mudarte a un país con pocos recursos, dinero y sin poder hablar el idioma. Para la persona promedio, esto puede parecer bastante aterrador. Lo que podría considerarse un susto es la realidad de los miles de venezolanos que han viajado a Trinidad y Tobago en busca de una vida mejor en los últimos años.

Los migrantes venezolanos han dejado atrás hijos, padres ancianos, cónyuges y hogares para construir una nueva vida aquí. Debido a la enorme inflación económica, el costo de vida ha hecho que sea difícil sobrevivir. Aquellos que alguna vez tuvieron profesiones respetables en su tierra natal han optado por emigrar a países cercanos.

A pesar de los diversos grados de apoyo, tanto del Estado como de las agencias no gubernamentales, la vida de un migrante en Trinidad y Tobago no es fácil. A su llegada, los migrantes se enfrentan a la ardua tarea de encontrar trabajos dignos y remunerados, condiciones de vida adecuadas, escuelas para sus hijos y, en casos excepcionales, xenofobia.

Para la Iglesia del Nazareno de Arima ubicada en el Distrito de Trinidad y Tobago, el viaje para comenzar el ministerio a los migrantes venezolanos comenzó con la tarea de una clase. El Pastor en ese momento estaba estudiando en línea con la Universidad Nazarena de Point Loma cuando hizo un proyecto de clase relacionado con la migración venezolana en Trinidad y Tobago.

Dios usó esa asignación para abrir el corazón del Pastor Rian y su esposa Alvilene para servir a los inmigrantes de habla hispana. El único desafío es que ni el Pastor ni ningún miembro activo en ese momento podía hablar el idioma. Alvilene sabía algo de español pero no lo suficiente para enseñar o predicar. A pesar de las limitaciones obvias, la iglesia persiguió la idea con un plan para comenzar clases de inglés para hispanohablantes, así como servicios de adoración en español.

Dios comenzó a levantar voluntarios para ayudar. Keron Weekes, quien actualmente dirige el ministerio, había crecido en la iglesia, pero se alejó del compañerismo durante su adolescencia. El Señor, sin embargo, continuó tirando de su corazón, y «casualmente» regresó al Señor poco antes de que se iniciara el ministerio. También «casualmente» se especializó en español en la universidad local y «casualmente» era profesor de español en una escuela secundaria local. La mano de Dios al enviar a Keron en ese momento es un recordatorio de que dondequiera que el Señor guíe… Él proveerá.

Hasta la fecha, la iglesia no tiene un líder de adoración principal de habla hispana. Cuando comenzó el ministerio, el Señor levantó a dos de los líderes de adoración en inglés, Farouk Mohammed Jr y Nicole Brewster, para que aprendieran a cantar canciones de adoración en español usando pistas. Por la gracia de Dios, el ministerio ahora tiene hablantes nativos de español en el equipo de adoración.

Los primeros días del ministerio a los migrantes fueron desafiantes. Sin embargo, el Superintendente de Distrito de Trinidad y Tobago, el Reverendo Dr. Victor George, apoyó de todo corazón el esfuerzo. Los voluntarios visitaron las comunidades donde se asentaron los venezolanos para invitarlos a las clases y el servicio de inglés. Muchos vivían en condiciones menos que apropiadas. Esto condujo a la necesidad de atender las necesidades físicas de la gente proporcionando estufas portátiles de mesa, tanques de gas y (en algunos casos) ayuda financiera. Los miembros del ministerio migrante actualmente reciben del banco de alimentos de ministerios compasivos de la iglesia. La iglesia también proporcionó espacio físico para que una agencia local administrara un espacio acogedor para los niños de los inmigrantes venezolanos durante un año.

El ministerio de la iglesia tardó un par de meses en establecerse por completo. El equipo de voluntarios se mantuvo fiel incluso cuando la asistencia fue baja. Hoy en día, el servicio de adoración en español tiene un grupo central activo de personas de habla hispana que asisten todos los domingos y llaman a la Iglesia del Nazareno de Arima su hogar. En 2020, cinco personas de la iglesia de habla hispana recibieron oficialmente la membresía de la iglesia.

Dios ahora está usando la iglesia para ministrar a los migrantes venezolanos en su idioma nativo. Los migrantes experimentan un sentido de comunidad y pertenencia y, mientras adoran y se juntan, su soledad se ha disipado. Además, las futuras generaciones de venezolanos que viven en Trinidad y Tobago experimentarán la Palabra de Dios y se convertirán en discípulos semejantes a Cristo.

La iglesia de Arima está comprometida a amar y servir a los migrantes venezolanos. Aun así, las necesidades son grandes. Una madre ha compartido su frustración por no poder llevar a sus hijos a la escuela a pesar de que ambos nacieron en el país. Otra triste realidad es la forma en que algunos propietarios tratan injustamente a los inmigrantes. Una pareja dijo que el dueño de la propiedad amenazó con desalojarlos después de aumentar el alquiler sin previo aviso.

A pesar de los desafíos y el número limitado de voluntarios de habla hispana, el ministerio migrante de la Iglesia del Nazareno de Arima sigue adelante por la gracia de Dios.

Los líderes están orando para que el Señor abra una puerta para que la iglesia inicie un proyecto de ministerios compasivos que apoyará las necesidades sociales de los migrantes venezolanos de una manera más formal. Ora con ellos para que también haya una oportunidad de asociarse con otras iglesias nazarenas para iniciar más congregaciones de habla hispana en el Distrito de Trinidad y Tobago.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: