Dejando huella en la ciudad de San Ramón, Tercera Ola

EstefaniaEscrito por: Estefania Amador

Estefania Amador es miembro de la Iglesia del Nazareno en Upala, Alajuela, Costa Rica; la cual pertenece al Distrito Norte. Ella es presidente local de MNI en su congregación y miembro del concilio de JNI Distrital. Cuenta su testimonio en la ciudad de San Ramón (aproximadamente cien mil habitantes). Te lo comparto a continuación:

El 10 de enero tuve una de las mejores experiencias en mi vida, la cual fue asistir al proyecto de Tercera Ola en Costa Rica participando en la Máxima Misión de San Ramón. Dios bendijo mi vida en este lugar. Tuve la oportunidad de conocer muchos jóvenes Nazarenos de diferentes países y servir a Dios al lado de ellos, sin duda, Dios puso personas especiales en mi camino para bendecirme.

Aprendí muchas cosas en ese lugar, una de ellas es que cuando oras con fe Dios te respalda.  Trabajé en evangelismo a los alrededores de San Ramón y cada una de las casas que visité en compañía de dos líderes, fuimos bien recibidos y cuando les decíamos a las personas que si tenían alguna petición especial por la cual querían que nosotras estuviéramos orando, nos decían SI quiero y nos agradecían. Fue realmente de mucha bendición para mí el saber que la gente sentía la necesidad de oración y que yo podía orar por ellos.

Dios impactó mi vida en una de las casas que visitamos: un padre de familia con sus dos hijos pequeños salió a recibirnos y a escuchar lo que yo y mis acompañantes teníamos para compartirles. Al finalizar, el hombre compartió la petición que tenia y pidió oración y  nos dijo: “esperen un momento”, entro a la casa, salió con un papel y dijo: “dentro del papelito va una ofrenda de amor que quiero entregarles. Muchas gracias por bendecirme a mí y mi familia”. Fue muy impactante el ver que una persona la cual no nos conocía, quisiera ofrendar al ministerio y que Dios tocara su corazón para hacerlo. ¡Fue sorprendente!

Además de eso, el trabajo con niños fue grandioso y de impacto para mí. Habían muchos niños en este lugar y una de las cosas que más me bendijo fue el ver a niños muy pequeños diciendo el significado de cada uno de los colores evangelísticos porque todos querían saber y aprender más de esto. 

En esta Máxima Misión la JNI dejo una huella, una huella que permitirá que muchos adultos, jóvenes y niños  lleguen a Cristo, una huella por la que Dios responderá muchas peticiones que cada persona tenía en ese lugar, una huella que seguirá impactando más vidas, porque el trabajo NO ha terminado, sino que apenas comienza…

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 26 enero 2015 en JNI, La Misión y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: