¿Qué Pasaría Si La Iglesia Diezmara? – Parte 2 de 2

diezmar_472_314Esta es la segunda parte del artículo anterior. Escrito por: Mike Holmes, y traducido por: Ariadna Romero.

La verdad es que dar es un asunto del corazón, no de cantidades de dinero.

Cuando Pablo habló sobre la legendaria ofrenda de la iglesia en Macedonia, le pedía a los Corintios que probaran su amor como los Macedonios habían probado el suyo:

“Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia. No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro” (2Cor 8:7-8).

Luego fue un paso más allá y habló sobre los más altos estándares en cuanto a dar y amar:

“Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” (2 Cor 8:9).
 
Dios ha tenido siempre un lugar especial para los dadores radicales.

“Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2 Cor 9:7).

Así que, ¿cómo es un dador alegre?

Aquí hay algunas sugerencias, pero quiero advertirte: esto no es para aquellos que están satisfechos con una vida ordinaria y normal:

  1. Empieza a diezmar. Con base en las estadísticas, la Iglesia en verdad podría hacer cosas maravillosas si tan solo empezáramos a diezmar consistentemente. Pero ten en cuenta cuando empieces a diezmar que hay una diferencia entre la ley del diezmo y la gracia del diezmo. El poder del diezmo se encuentra en la gracia, no en el temor. Es algo que debemos hacer, en lugar de algo que tenemos que hacer.
  1. Enseña a diezmar. Este es un asunto delicado y tiene el poder de dividir iglesias por la mitad. Esto es por lo que la gente se desanima o bien, reciben amenazas. Pero diezmar es algo que, dicho con sabiduría y tacto, puede ser un gran sermón.
  1. Lleva el diezmo al siguiente nivel. Diezmar es solo el fundamento. La ofrenda que de verdad cambia el mundo es aquella que da más de lo que es requerido.

Artículo publicado originalmente en: http://www.relevantmagazine.com/god/church/what-would-happen-if-church-tithed

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 13 julio 2016 en Biblia, La Iglesia, Santidad y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: