¿Se Reflejan las Prioridades de Dios en Nuestras Finanzas?

Cada miércoles, a partir del 5 de octubre y hasta el 7 de diciembre de 2016, estaremos publicando un artículo enfatizando las diez características de una iglesia Génesis, esto es parte del desarrollo continuo de varias herramientas y materiales que ayudarán a las iglesias a diagnosticar y mejorar su salud.

Por Scott Armstrong

1475518780181

Hace algunos años mis hijos, mi esposa y yo nos reunimos y platicamos sobre nuestros sueños y las esperanzas que teníamos para la siguiente década. Una de las metas que nos fijamos fue ir a la Copa Mundial del 2022. Todos nos entusiasmamos con la idea, Qatar es hermoso en esa época del año. (¡Nadie se lo imaginaría!).

De vez en cuando hablábamos sobre la Copa del Mundo y lo divertido que sería ir. Incluso ahorramos un poco de dinero aquí y allá. Pero no era mucho y no teníamos un plan. Cuando evaluamos nuestro progreso veinte meses después de aquella reunión, descubrimos que no había forma de ver ese gran sueño volverse realidad si no hacíamos cambios significativos en nuestras vidas.

Había que hacer sacrificios. Decidimos que en los siguientes años no gastaríamos en vacaciones “costosas”; en su lugar, tendríamos vacaciones en casa. Casi todo el dinero de Navidad, cumpleaños y otros regalos monetarios que recibiéramos irían a la cuenta de ahorro para la Copa del Mundo. Ahorraríamos todas nuestras millas de vuelo para que el enorme costo del viaje estuviera eventualmente cubierto. Incluso comenzaríamos a orar para que Dios proveyera para nosotros y nos preparara para la Copa del Mundo.

¿Saben qué ocurrió? Nos dimos cuenta que haciendo esos sacrificios no tendríamos que esperar hasta el 2022. ¡Podríamos lograrlo para Rusia 2018!

Esta historia refleja lo que sucede con frecuencia en la iglesia. Podemos decir que priorizamos el evangelismo mundial. Podemos declarar que queremos alcanzar a nuestra comunidad. Podemos predicar sobre la importancia de los perdidos. Pero si no respaldamos todas estas metas con dinero, los “valores” que poseemos permanecerán vacíos.

Jesús lo dijo así: “Porque donde esté tu tesoro, ahí estará también tu corazón” (Lucas 12:34).

La novena característica de una iglesia Génesis es que generosamente provee recursos económicos para financiar la misión en su ciudad, su distrito y el mundo.

Una iglesia Génesis es generosa. Aunque el mundo nos urge a operar desde el miedo y la escasez, ¡funcionamos desde un manantial de esperanza y fe del Dios que tiene todos los recursos del mundo a su disposición!

Una iglesia Génesis da con sacrificio para impulsar la misión global. No debemos concentrarnos solo en nuestra propia congregación o ciudad. Una iglesia Génesis utiliza su dinero para enviar y sostener misiones y misioneros con el objetivo de impactar incontables culturas y naciones en todo el planeta.

Una iglesia Génesis se asegura que su presupuesto refleje sus valores fundamentales. ¿Es importante para nosotros ayudar a otros a conocer a Cristo?

Entonces mejor asignemos más del 1% de nuestro presupuesto para evangelismo. ¿Servir a la comunidad es parte vital de nuestra misión? Entonces eso debe reflejarse en gran manera en nuestros gastos al final del año.

¿Sabías que muchas iglesias gastan entre el 85 y el 90% (o incluso más) de sus diezmos y ofrendas en solo dos cosas? Salarios para el personal pastoral y los servicios públicos/ mantenimiento del edificio y propiedades. Eso no deja mucho para alcanzar la ciudad, mucho menos a las naciones.

Quizás sea necesario llevar a cabo una auditoría de nuestras finanzas. No estoy hablando de un análisis oficial hecho por un auditor, aunque claro que eso es esencial. Estoy hablando de una auditoría financiera hecha a través de lentes espirituales. ¿Qué aspectos tienen los gastos e ingresos de nuestra familia y nuestra iglesia? ¿Nuestras prioridades se reflejan en la forma en que damos a los demás? ¿Se reflejan las prioridades de Dios en nuestras finanzas?

Después de una auditoría de ese tipo, tal vez lleguemos a la misma conclusión a la que llegó mi familia. Será necesario hacer sacrificios para ver nuestros sueños volverse realidad. Y que el reino impacte nuestras comunidades y el mundo es un sueño que ciertamente vale la pena, ¡una meta por la que vale la pena trabajar!

Una iglesia Génesis generosamente provee recursos económicos para financiar la misión en su ciudad, su distrito y el mundo.

 

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 30 noviembre 2016 en Copa Mundial, Evangelismo, La Denominación Nazarena: Una Iglesia Internacional, La Iglesia, La Misión, Región Mesoamérica y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. ¡Amén! ¡Amén!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: