4 Formas de Liderar Como Jesús

Lecciones de Liderazgo Sorprendentes de la vida de Cristo

Por: Dr. Stan Toler

Gran parte de los consejos que escucharás sobre liderazgo tienen que ver con técnica. Pasamos mucho tiempo averiguando cómo hacer liderazgo.

El liderazgo, sin embargo, es más arte que ciencia. Se trata principalmente de quién eres. Para obtener lecciones de cómo ser un líder, no hay mejor lugar para acudir que a la vida de Jesús. Aquí hay cuatro grandes lecciones de vida del mejor líder de todos los tiempos.

Sea fiel a su propósito.

La primera prueba del liderazgo de Jesús no fue el reto de proyectar una visión o administrar para obtener resultados. Era un conflicto personal que tenía que ver con su capacidad para permanecer fiel a sí mismo y a la misión que le había encomendado el Padre.

Mateo registra la historia de las tentaciones de Jesús en el desierto (Mateo 4: 1-11). Tres veces el tentador trató de sacar a Jesús de la misión apelando a sus necesidades personales. Tres veces Jesús se negó a ceder a la tentación.

Jesús tenía un fuerte sentido de quién era y qué estaba haciendo. ¿Qué hay de tí?

Sea fuerte frente a las críticas.

Si cree que su visión o liderazgo encuentra una fuerte oposición, le aseguro que no es nada comparado con el ministerio de Jesús. ¡Sus críticos querían matarlo! (Juan 11: 45-47)

Jesús se negó a permitir que los críticos influyeran en sus acciones o controlaran su agenda. O los ignoró o los silenció con su sabiduría superior, pero nunca permitió que lo sacaran del mensaje.

Si no tiene críticas, probablemente no esté intentando mucho. Si escucha a sus críticos, probablemente no esté logrando mucho.

Sea amable con usted mismo.

A algunas personas les sorprende saber que Jesús era bueno en lo que ahora llamamos autocuidado. Sabía lo que se necesitaba para reabastecerse física y espiritualmente, y a menudo frustraba tanto a los fanáticos como a los críticos al alejarse por un tiempo privado (Lucas 5:16).

Sea apasionado por su misión.

La mayoría de nosotros hemos trazado una línea en la arena, en algún lugar del fondo de nuestras mentes. Hemos puesto un límite al nivel de riesgo que aceptaremos para cumplir nuestra misión.

Si bien es cierto que debemos practicar el cuidado personal para liderar a largo plazo, nunca llegará muy lejos con un regulador en su motor.

Jesús estaba dispuesto a sacrificar su vida, como sabemos. También estuvo dispuesto a sacrificar un estilo de vida cómodo, la buena opinión de su familia y muchas otras cosas que damos por sentado. ¿A qué renunciarás para lograr tu objetivo? Si la respuesta es “Nada que no esté dando”, entonces ha llegado tan lejos como es probable que llegue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: