Reflejando a Cristo: Un Ministerio Holístico

Escrito por: Howard Culbertson

Bethesda-Pool-ofYo tenía un amigo que parecía obsesionado con “salvar almas.” Nunca lo oí hablar mucho sobre la gente que alcanzó, a excepción de contar si eran salvos. Lo único que parecía estar en su lista de “cosas por hacer” era asegurar que las personas tenían un boleto al cielo.

No me entiendan mal: Estar apasionado porque la gente vaya al cielo no es algo malo… a no ser de que lo único que pienses es asegurarte de que sus “almas” van a ser salvas.

Al leer los evangelios, veo que Jesús se preocupa por más que “salvar almas.” Él no separa a las personas en cuerpos, almas y cualquier otra cosa que mi amigo parecía hacer. Jesús vio a los individuos como pueblo y Él los trataba como tal. Pasó tiempo con ellos. Comió en sus mesas. Jugó con sus hijos. Se fue a la sinagoga con ellos. Él se rió y lloró con ellos. Y, Él anunció: “Yo he venido para que todos tengan vida y la tengan en abundancia.” (Juan 10:10, NVI).

Jesús hizo el ministerio de una manera holística. Por lo tanto, él no vio el lado físico y emocional de las personas como algo totalmente separado de su lado espiritual. Él dispensaba perdón al mismo tiempo que sanaba enfermedades. Él ayudó a la gente en su plenitud espiritual al mismo tiempo que les daba de comer bocadillos de pescado.

En el modus operandi holístico de Jesús, vio a las personas en el contexto de la sociedad en la que vivían. Por esa razón, Él habló sobre formas de fomentar relaciones saludables. La respuesta de Jesús a la pregunta sobre el “Gran Mandamiento”, revela una forma holística de pensar. Su respuesta se dirigió a nuestra dimensión horizontal (amar a los demás), así como a la vertical (amar a Dios).

A través de los años, la mejor difusión de misiones mundiales ha sido la integral del ministerio terrenal de Jesús. Por ejemplo, a principios de 1800 el misionero británico William Carey estableció el patrón para el trabajo misionero protestante. Una de las razones por las que Carey se llama el “Padre del Movimiento Misionero Moderno” es su enfoque holístico a las misiones.

Para estar seguros, Carey hizo esfuerzos de alcance evangelístico, incluyendo la predicación al aire libre, pero también presentó proyectos de desarrollo económico y la alfabetización y ministerios médicos. Él luchó para darle a las mujeres y jóvenes las oportunidades educativas. Luchó contra la abominable práctica de la quema de viudas vivas en las piras funerarias de sus maridos muertos.

Si los misioneros de hoy quieren hacer realmente ministerio en el nombre de Jesucristo, deben acercarse a ello de la manera holística de nuestro Señor y Salvador.

Publicado originalmente en: http://engagemagazine.com/content/reflecting-christ-holism-ministry

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 15 abril 2016 en Compasión y Justicia, El Misionero Nazareno, El Mundo Hoy, Evangelismo, La Misión y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Gracias por la reflexión, muy atinado entender que nuestro mover es pensando en toda la personas con todas las personas, incluso, podemos recordar que el plan de Dios es para toda la creación; claro ese es otro tema.
    Dios les bendiga a tod@s l@s que escriben, traducen y comparten aquí,
    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: