Verdaderamente Libre

Por Raphael Rosado

 

¿Qué significa ser libre? En esta época parece que el consenso popular se ha movido hacia una definición de libertad donde eres libre si puedes elegir sin interferencia. No importa lo que elijas después que lo elijas tú mismo.

Esta idea parece deficiente. Tome un adicto por ejemplo. Cada día se levanta y “elige” salir a buscar la sustancia que lo está matando. A pesar de toda la información que existe sobre los efectos dañinos de las drogas, todos los días estas personas “deciden” en el ejercicio de su “libertad” continuar usando esas sustancias. ¿Es una persona adicta realmente libre? Peor aún, cuando alguien lo aconseja, el adicto dice: “Es mi vida y soy libre para hacer con ella lo que quiera.”

Piense en un adolescente empezando a descubrir el mundo. Él quiere ejercer su libertad asistiendo a una fiesta con entretenimiento para adultos. Su padre le aconseja que no debe ir a ese lugar. Me parece escuchar la respuesta del hijo: “Yo soy libre y tú no puedes decirme qué hacer.”

romper-cadenas-2.jpg

Si la libertad se reduce a “elegir por elegir”, estamos condenados a celebrar todos los errores en su nombre. Tiene que existir una mejor definición.

En Juan 8:32 Jesús nos dice “y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.” La libertad no se trata de tomar cualquier decisión, sino de tomar la “decisión correcta”. Cualquiera puede elegir, pero para ser verdaderamente libre hay que “elegir bien”. Las buenas decisiones sólo se toman cuando están basadas en la verdad: Jesús es la verdad.

En Juan 8:38 Jesús compara el pecado con la esclavitud. No está diciendo nada nuevo; la mayoría de los grandes filósofos antes de Jesús ya habían observado que un ser humano que le da rienda suelta a sus deseos y pasiones se convierte en esclavo de ellas, conclusión que hemos olvidado. Sin embargo, todas las soluciones propuestas a ese problema han resultado insuficientes.

En el verso 36 Jesús nos da la única solución posible: “Si el hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.” Jesús, en quien habita la plenitud del conocimiento, sabe lo que es mejor para nosotros. Sólo Él puede ayudarnos a pasar del “elegir por elegir” a “elegir bien”.

En esta Cuaresma reflexionemos sobre lo que significa la libertad en Cristo. “Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor.” (Gálatas 5:13)

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 29 marzo 2017 en Calendario Cristiano, El Mundo Hoy, Fe, Otro, Santidad y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: