La Capacidad de Adaptarse

Por Raphael Rosado

La capacidad de adaptarse es una de las cosas más maravillosas de la humanidad. Piénsalo por un segundo, los seres humanos nos hemos adaptado como especie a los climas más dispares: desde el frío de los polos hasta el calor del trópico, desde las costas hasta las praderas, desde los bosques hasta los desiertos. Nuestra capacidad para ajustarnos a nuestro medio ambiente es la clave de nuestra supervivencia y la razón por la que hemos dominado el planeta. Desafortunadamente, lo que hacemos tan fácil como especie se nos hace muy difícil a nivel individual.

En Daniel 1:8 la Biblia nos relata que Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la comida del rey. Hemos escuchado cientos de mensajes sobre esta porción enfatizando la necesidad de mantenernos inflexibles en nuestra fe. Sin embargo esta visión de la porción está incompleta porque falla en entender la historia de Daniel. Daniel como miembro de la realeza judía tenía un buen plan. Su futuro se veía claro: ocupar una posición en el gobierno judío y servir a su país y a Dios. Ese plan fue completamente destruido con la deportación a Babilonia.

Es cierto que Daniel se mantuvo firme en sus convicciones. Pero no es menos cierto que él se adaptó a la sociedad Babilónica. Le cambiaron su nombre; aprendió un nuevo idioma, nuevas costumbres y una nueva forma de vestir; aprendió un nuevo oficio y a trabajar en un nuevo contexto. Si Daniel se hubiera empecinado en hacer todo de acuerdo al plan original, hubiese terminado en el último calabozo del palacio. Su capacidad para adaptarse a la nueva realidad y utilizar la estrategia correcta, le permitió llegar a ser una de las personas más influyentes de su época.

Aun el Dios inmutable viendo la condición humana también decidió adaptarse. Filipenses 2:5-6 nos dice que Jesús, siendo Dios, no se aferró a su divinidad, sino que se adaptó, convirtiéndose en uno de nosotros para poder influenciar nuestras vidas a través de la cruz. (Paráfrasis del autor).

Holy-Week.jpg

En esta Cuaresma quiero que reflexiones sobre cómo el Dios de la eternidad estuvo dispuesto a adaptarse a nuestra condición para poder salvarnos. Si queremos influenciar a otros, debemos adaptarnos a ellos, tal como Dios se adaptó a nosotros.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 17 marzo 2017 en Calendario Cristiano, El Mundo Hoy, Fe, La Misión, Liderazgo, Santidad y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: